Liburutegi txokoa

En esta entrad voy a explicar en que consiste  el concepto Liburutegi Txokoa.

Justo en una esquina al fondo del aula tenemos unas baldas a las que llamamos Liburutegi Txokoa (rincón para la Biblioteca). En ella tenemos un montón de libros. En su mayoría son libros de lectura, pero también tenemos Atlas, enciclopédias visuales, y algún que otro cómic. En esa esquina también guardamos los diccionarios de castellano y de Euskera, que aunque son propiedad de los alumnos, los traen al principio de 5º y se los llevan al final de 6º.

El Liburutegi Txokoa esta dividido en dos idiomas: euskara y castellano. En su mayoría los libros pertenecen a la Ikastola, pero para enriquecer un poco la diversidad de libros y para que siempre haya algún libro más actual, a principio de cada curso se les pide a cada alumno que traigan un libro en cada idioma. De esta manera todos los años hay 50 libros nuevos. Estos libros se los llevan una vez terminado el curso. En total mi Liburutegi Txokoa tiene unos 250 libros.

Los niños leen esos libros en sus casas y en el aula, cuando tienen tiempo libre (al terminar una tarea concreta, después de un examen, durante el recreo…). Además, los niños leen a diario como tarea para casa (25 minutos). Esta tarea es obligatoria TODOS los días del año sin excepción.

Para hacer un cálculo real, al principio de cada curso se hace una pequeña prueba de velocidad lectora para saber cuántas páginas hay que leer cada día en los 25 minutos de tarea para casa. En 6º anda alrededor de las 15 páginas, pero claro, esto depende del tipo de letra, y del tamaño del libro así que tampoco es una ley muy estricta.

Al principio del curso se les explica que deben leer entre 10 y 15 páginas al día y que contando los días que hay en el curso tendrán que leer X páginas. Para que la tarea no sea tan “a la larga” un par de veces durante la evaluación hago unos controles para saber quién está leyendo a un ritmo de 10-15 páginas por día y quien no. Al final de la evaluación hay que poner nota a la lectura y entonces suelo volver a hacer un ejercicio de matemáticas, contando los días transcurridos y multiplicando por el número de paginas leídas cada día.

Para no pillarme los dedos, y darles cierta manga ancha a los niños, suelo redondear muy a la baja, para establecer un mínimo necesario que suponga el aprobado. Normalmente ese límite está en las 600 páginas cada evaluación. Obviamente siempre hay niños que se escaquean de esta tarea y que siempre hay que andar controlando qué leen y qué no leen.

Para que el seguimiento sea mas constante en el tiempo tenemos varios mecanismos de control. Están la llamada Jarraipern Orria (hojas de seguimiento) y los Irakurketa Arduraduna (responsables de lectura). En las Jarraipern orria cada alumno escribe cada día, desde qué página hasta qué página ha leído y cuántas páginas ha leído. Todas las mañanas el Irakurketa Arduraduna pasa por cada mesa mirando y comprobando que sus compañeros han escrito las anotaciones que indican desde dónde hasta dónde han leído y cuántas páginas han leído. Si algún niño no cumple lo prometido me tiene dar alguna explicación.

De esta manera conseguimos controlar que los alumnos hacen sus tareas diarias para casa, y de no ser así es automático el detectar la trampa.

Una vez leído un libro cada alumno debe cumplimentar una ficha de lectura, pero esto lo dejaremos para otra entrada del blog, ¿vale?

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s